Nada es más panameño que un rico plato de arroz con pollo.