Jooo...quién no se ha comido un rico tasajo frito no sabe lo que es comer con ganas.