Ricky Gervais sin pantalones (c) Instagram

Showbiz

El humorista Ricky Gervais acaba de adquirir una lujosa propiedad valorada en 13 millones de euros en el norte de Londres y ha decidido celebrar su reciente mudanza compartiendo una imagen a través de su perfil de Instagram en la que aparecía sin pantalones en la entrada de la vivienda. "Relajándome en el jardín antes de mi nueva actuación de esta noche (sic)", tituló la instantánea el comediante, que hizo efectiva la mudanza el pasado domingo.

El éxito profesional del veterano humorista, que acaba de lanzar su comedia 'David Brent: Life on the Road', reside en hacer justo lo contrario de lo que le dice su mujer, la escritora Jane Fallon -con quien lleva 33 años casado-, pues si sus bromas resultan demasiado inapropiadas para ella sabe que son buenas.

Publicidad

"No hay nada mejor que cuando estoy en un avión o practicando un poco de deporte y mi móvil no suena... ahí es cuando puedo pensar. De repente me digo: 'Oh, he tenido una buena idea'. Voy a casa, se la cuento a Jane y si ella me dice: 'Por favor, no digas eso en público', entonces sé que es buena", comentaba a la revista Red.

A pesar de los años que lleva en la industria del entretenimiento, el actor no acaba de acostumbrarse a las continuas críticas que tiene que soportar, que desde su punto de vista, en muchas ocasiones cruzan la línea de la opinión para pasar a ser infamias. "No hay diferencia entre fama e infamia. No sé dónde va a acabar esto.

A los trolls de internet les recompensan con una columna en un periódico. La gente prefiere que les odien o convertirse en objeto de mofa antes que no ser conocida. La gente quiere recibir atención, están desesperados por conseguirla. Los asesinos en serie quieren ser famosos... Y no todas las celebridades son horribles, pero normalmente los que hablan más alto son a los que más se oyen. Creo que es bastante peligroso", reflexionaba en una entrevista al periódico Daily Mirror.

Publicidad