EEUU Famosos - 

Ellie Goulding no era consciente de la 'gravedad' de la fatiga que sufre

Aunque Ellie Goulding (29) sigue gozando hoy en día de un momento dulce en la industria de la música, no se puede decir lo mismo de su estado de salud, ya que desde hace una temporada la cantante vive inmersa en una situación de agotamiento constante de cuya gravedad no era consciente cuando le fue diagnosticado el pasado mes de julio.

"Me diagnosticaron fatiga crónica hace un par de meses, pero es ahora cuando me doy cuenta de lo grave que es. Cuando pienso en el cansancio que tenía, así como en la falta de ánimo, el no querer hacer ejercicio y el no estar interesada en nada... [Me doy cuenta de que] No era depresión, simplemente se debía a que mi cuerpo se había dado por vencido", revela la intérprete a la revista Stylist.

Pero la reconocida artista no solo tiene que lidiar con la enfermedad en cuestión, ya que también tiene que hacer frente a los problemas de "ansiedad" que están detrás de los ataques de pánico que sufre con frecuencia.

"Mi ansiedad alcanzó el punto más crítico al principio de mi carrera, debido a la presión y la atención mediática que se deriva de mi profesión. Fue raro intentar adaptarme a eso. Tenía ataques de pánico y la sensación de que me estaba muriendo de un ataque al corazón. Sentía un calor que me quemaba, como si mi corazón se acelerase sin control, lo cual me asustaba aún más porque sufro problemas cardíacos", afirma.

El pasado julio, Ellie Goulding no tuvo más remedio que cancelar sus conciertos en Finlandia y en Letonia, pertenecientes a su gira 'Delirium World Tour', porque sus médicos le habían advertido de que si seguía forzando su cuerpo podría acabar perdiendo la voz.

"He tenido que cancelar algunos festivales este fin de semana debido a la fatiga. He hecho alrededor de 100 conciertos este año y mi doctor me ha dicho que si sigo con los planes de este fin de semana mi voz podría no recuperarse. Me hicieron una serie de pruebas y me han diagnosticado agotamiento", aseguraba Ellie al periódico The Evening Standard.

FUENTE: Showbiz