Una de las imágenes de Abril compartidas por Bartra para anunciar su nacimiento (c) Instagram

Showbiz

El futbolista Marc Bartra se ha encargado personalmente de anunciar a través de las redes sociales el nacimiento de su segunda hija con la periodista Melissa Jiménez, una niña a la que los dos enamorados han llamado Abril y que llegó al mundo este miércoles para acabar de consolidar el momento de plenitud que vive la pareja, entre otras cosas, gracias a las alegrías diarias que les brinda su primogénita Gala (2)."

"Estamos muy felices de poder anunciaros que nuestra segunda hija, Abril Bartra Jiménez ya está aquí! Todo ha ido muy bien, Meli es toda una campeona! #FamiliaDe4 #PapiFeliz ‬(sic)", ha publicado el ahora centrocampista del Betis en su cuenta de Instagram, donde ha añadido dos fotos en blanco y negro que retratan los diminutos pies y manos de la recién nacida.

Publicidad

En solo un par meses, el deportista y la reportera celebrarán por todo lo alto su primer aniversario de boda, una ocasión más que propicia para compartir con los suyos el entusiasmo y la felicidad que les embarga ante la adorable familia que han formado a lo largo de sus más de tres años de historia de amor.

Una de las circunstancias que sin duda han contribuido a la estabilidad de la que disfrutan hoy en día en su ámbito familiar va ligada a su actual estancia en Sevilla, una ciudad en la que ambos han recuperado de alguna forma la "vida social" que perdieron durante su anterior etapa en Dortmund -el catalán abandonó el Borussia en el mercado de invierno- y que, ante todo, les ha llevado a recortar distancias con respecto a sus familiares y amigos de toda la vida.

"Aquí tenemos más vida social que en Alemania lo que nos viene bien tanto a Marc como a mí porque somos muy inquietos. Hemos retomado amistades del pasado y el tener a la familia cerca es de gran ayuda. El cambio ha sido muy positivo", aseguraba Melissa a la revista Diez Minutos escasas semanas antes de dar a luz, para reconocer a continuación que su retorno a España no había sido ni mucho menos apacible.

"Fue un poco caótico. No fue una mudanza meditada, al fichar Marc por el Betis en el mercado de invierno. Tuvimos que cambiar de casa y país de un día para otro y en mi estado imagínate. Además Marc tuvo que trasladarse a Sevilla enseguida. Ha sido intenso, pero ha merecido la pena", manifestaba.

Publicidad