Megan Fox envía a sus hijos a una escuela vegana y orgánica

Showbiz

La actriz Megan Fox se considera una afortunada por residir en el estado de California, donde abundan los centros escolares "hippies y liberales" como ella misma ha definido en varias ocasiones el colegio al que acuden los suyos en los que nadie se escandaliza cuando uno de sus tres hijos acude a clase con vestido y se inculca a los niños unos valores respetuosos con la naturaleza.

La escuela de sus tres retoños, por ejemplo, cuenta con una cadena de producción "del huerto a la mesa" que permite que los alumnos ayuden a cultivar y recolectar los alimentos que consumen como parte de la cocina estrictamente vegana y orgánica que se sirve en el comedor. Además, también aprenden la importancia de no desaprovechar la comida vendiendo el excedente de la cosecha en los restaurante de la zona.

Publicidad

La filosofía de la estrella de Hollywood como madre se basa en aceptar que sus hijos llegaron a este mundo con unas identidades propias y que su trabajo consiste en "mantenerles con vida" durante su proceso de descubrimiento personal mientras les inculca una serie de 'valores básicos'.

"Me muestro muy estricta con ellos acerca de lo importante que es que no hagamos daño a ningún animal. No aplastamos hormigas ni nada por el estilo. Tampoco arrancamos flores del suelo porque son preciosas, y les enseño que las plantas son seres vivos que también sienten lo que les hacemos, con sentimientos, pensamientos y emociones", ha explicado en declaraciones a People.

"En una ocasión, uno de mis niños pisó un bicho-bola y se quedó devastado. Organizamos un funeral: dijimos unas palabras, lo enterramos y quemamos unas hojas de salvia para decirle adiós. La verdad es que los tres se lo toman muy en serio", ha concluido.

Publicidad