Una manera divertida y llena de mucha adrenalina, en la que puedes lograr desarrollar unos buenos cuadríceps y pantorrillas, es el Squash.