Atalanta juega con 'rabia en los ojos y dolor en el corazón'

AP

BÉRGAMO, Italia (AP) — El Atalanta saldrá a jugar “con rabia en sus ojos y dolor en el corazón”, y esa emoción podría propulsar al modesto club de Bérgamo a superar las expectativas en la Liga de Campeones.

La pequeña ciudad de Bérgamo fue uno de los epicentros del brote de coronavirus en Italia. Más de 6.000 personas murieron de COVID-19 en la provincia.

Publicidad

Imágenes de una caravana de camiones del ejército sacando ataúdes de la ciudad debido a que el crematorio no podía más se difundieron por todo el mundo.

Desde antes que se reanudara el fútbol, los jugadores de Atalanta insistieron que devolver la sonrisa a sus seguidores es lo que más les motiva.

Publicidad

“Fuimos una de las ciudades más golpeadas por el virus ... y ellos (los jugadores) lo vivieron con nosotros", dijo Franz Barcella, dueño de un abono del club y socio de Edoné — un bar y centro cerca del estadio del equipo.

“Lo que hacen es realmente conmovedor, por lo que dicen, el cómo juegan. Realmente se nota que juegan con rabia en sus ojos y dolor en el corazón. Hay que sentirse orgulloso de tener un equipo así", sostuvo.

El conjunto italiano se las verá con el Paris Saint-Germain el miércoles en los cuartos de final de la Liga de Campeones. Ese partido y el resto de la competición será en Lisboa.

No se permitirá el ingreso de público al estadio en Portugal, pero Barcella calcula que entre 400 y 500 tifosi se reunirán en el espacio abierto de Edoné, viendo el partido en una pantalla gigante, cumpliendo con todas las medidas de distanciamiento social.

Atalanta alcanzó esta instancia tras dejar fuera al Valencia en los octavos de final, imponiéndose 8-4 en el marcador global. La ida se jugó el 19 de febrero en Milán y se le conoce como el “Partido Cero”, por la propagación de la enfermedad en los días posteriores tanto en el norte de Italia como en España.

“Es casi imposible no saber de alguien que se enfermó en Bérgamo. Dicho eso, el decir que se debió a ese partido es un insulto", dijo Barcella, quien contrajo el virus. ¿Cuántas otras situaciones se tuvieron para enfermarse. Tuvimos conciertos, otros partidos, la gente usando el transporte público".

“Un partido no fue la causa de la propagación. Que se cometieron errores es algo obvio, pero que el Atalanta-Valencia es la culpa de todo me hace reír. Fueron miles de causas, incluyendo que como país no estábamos preparados", añadió.

Matteo Scarpellini, empleado de un depósito en Bérgamo, acudió a la ida en Milán. Conoce a gente que se enfermó poco después, incluyendo a un grupo de aficionados que viajó desde Austria.

Pero prefiere enfocarse en que Atalanta ganó 4-1 ese día.

“No se me olvida la fiesta ese día, porque fue algo histórico para nosotros, uno de los mejores días, así que nos molesta cuando la gente apunta a ese partido como el inicio del virus", dijo Scarpellini. “No somos estúpidos, sabemos que afectó, pero cuando hablamos sobre ese partido en Bérgamo, pues sólo hablamos del partido, no de lo que pasó después".

Atalanta aseguró participar por segunda vez seguida en la Champions tras quedar en el tercer lugar de la Serie A, repitiendo su mejor resultado histórico del año previo.

También fijaron un récord de puntos al sumar 78.

Coronarse en la Champions también será histórico, amén de darle algo de alegría a una ciudad y región que sufrió por meses.

Cuando se le preguntó si Atalanta podrá avanzar, Scarpellini replicó: “La mente te dice que no, pero soy un hincha y digo que sí. Todos los demás equipos son más fuertes que nosotros, pero le soy fiel a mi equipo. Quiero que ganen, que salgan a ganar. (El delantero del PSG Kylian) Mbappé cuesta más que todo el plantel de Atalanta”.

“Pero el fútbol necesita un equipo como este. Un equipo que juega bonito, un equipo chico, con una historia. Quizás no podamos ganar nada, pero se nos recordará por siempre”, zanjó.

Publicidad

Publicidad