Rodearse de malas compañías le causó a Sasha una herida que jamás olvidará, pero que la llevó a recapacitar sobre su vida.