FAMILIA Hogar -  23 de abril 2014 - 09:00hs

Bebés bonitos pueden convertirse en adultos muy feos

Los padres mueren de orgullo al darse cuenta que el hijo es un bebé hermoso. Pronto, la familia comienza a imaginar el niño como un bello adulto y empieza a planear una carrera de modelo para el pequeño. Algunos van más allá y se mueven en busca de un futuro en televisión.

Pero, es mejor tener calma y mantener los ojos bien abiertos, porque su pequeño puede acabar convirtiéndose en una persona no tan agraciada en su fase adulta. Este descubrimiento es parte de un estudio científico de la Universidad Estatal de Pensilvania.

Antes de afirmarlo, los investigadores pusieron desconocidos para evaluar la belleza de un grupo de personas cuando aún eran bebés (hasta 2 años de edad) y repetían la evaluación, cuando estas personas completaban 16 años de edad. ¿Sabes lo que han descubierto? La belleza de las personas en los primeros años de vida no es indicador de cuán hermosos serán en la fase adulta.

La parte buena de esta noticia es que aún podemos tener esperanza de que los hijos que nacieron feos pueden convertirse en personas hermosas.

¿Y tú? ¿Fuiste un bebé bonito o has mejorado con los años? ¡Cuéntanos!

En esta nota: