Infrganti realizó una cámara escondida en el elevador del metro y muestra que los panameños no estan concientes de que los "viejitos" y embarazadas tienen prioridad de utilizar dichos ascensores.