Muchas personas se molestaron al darse cuenta que unos mirones le señalaban que tenían algo extraño en sus pantalones, cayeron en la broma.