Juan Sincero se fue hasta San Miguelito donde repartió el econo-combo.