AFP

Un tribunal de París encuentra culpable de exhibicionismo sexual a un artista que bailó en plena calle con un gallo atado al pene.