EFE

El árbol que hasta hace apenas un mes registraba el récord Guinness de ser el árbol de Navidad flotante más grande del mundo iluminó hoy la noche de Río de Janeiro por vigésimo año consecutivo con unos tímidos 53 metros de altura a consecuencia del accidente sufrido por fuertes vientos en noviembre.