AFP

El Papa encontrará en México un creciente movimiento de devotos de la Santa Muerte, la mayoría de los cuales son también católicos a pesar del rechazo de la Iglesia a esta creencia.