AFP

En un intento por revertir la caída de la natalidad, el gobierno polaco lanzó una curiosa campaña que ya ha generado polémica: llama a la población a “reproducirse como conejos”.