Las tres mujeres que, supuestamente, permanecieron cautivas de un hombre por diez años en una casa de Cleveland (Ohio) difundieron hoy un vídeo en el que agradecen la solidaridad que han recibido de la comunidad desde su liberación en mayo.