EL CAIRO Internacionales -  6 de febrero 2014 - 14:08hs

Niegan candidatura del jefe militar de Egipto

El ejército egipcio negó el jueves la información de un diario kuwaití de que su jefe ha decidido postularse a la presidencia de Egipto.

Un vocero militar dijo que si decide postularse a la presidencia, el jefe militar Abdul Fatá el-Sisi anunciará sus intenciones en un discurso dirigido al "glorioso pueblo de Egipto", y no a través de terceras personas.

El vocero, el coronel Ahmed Mohamed Alí, respondió a los comentarios atribuidos a el-Sisi por el diario kuwaití.

Muchos creen que el-Sisi se postulará a la presidencia, pero no ha anunciado su candidatura. En el país abundan las conjeturas de que lo hará en un discurso televisado a nivel nacional a fines de mes.

El vocero insistió que lo publicado por el diario al-Seyassah sobre el-Sisi fue la propia "interpretación" del periódico y no a "comentarios directos" del jefe de los militares. La declaración de Alí apareció en su página oficial de Facebook.

El-Sisi, de 59 años, encabezó el golpe militar de amplio respaldo popular que derrocó en julio al presidente islamista egipcio Mohamed Morsi. La popularidad de el-Sisi se disparó desde entonces, y muchos egipcios lo consideran ahora un salvador y piden que se postule a la presidencia. Los comicios presidenciales se esperan para el segundo trimestre, seguidos de elecciones parlamentarias.

Si el-Sisi se postula, el general de infantería seguramente ganará por mayoría aplastante, aunque encarará entonces la difícil tarea de encontrar soluciones a una multitud de problemas acuciantes, desde una campaña terrorista por parte de los islamistas en la estratégica península del Sinaí y la falta de seguridad en ese territorio a una crisis económica cada vez más profunda y las persistentes protestas callejeras por parte de los seguidores de Morsi.

En un acontecimiento separado, las autoridades fijaron el jueves el 19 de febrero para comenzar el juicio del derrocado presidente Hosni Mubarak y sus dos hijos bajo acusaciones de haberse apoderado ilegalmente de 125 millones de libras del erario destinados al mantenimiento de los palacios presidenciales.