VIENA Internacionales -  9 de febrero 2014 - 16:46hs

Irán responderá a ONU sobre su programa nuclear

En un paso importante, Irán aceptó el domingo entregar más información a la agencia nuclear de la ONU para su prolongada y estancada investigación sobre las sospechas de que Teherán estaría desarrollando armas nucleares.

Irán insiste en que nunca ha trabajado —ni ha buscado— estas armas, pero la Agencia Internacional de Energía Atómica ha seguido adelante con su investigación, con la expectativa de que Teherán seguirá asegurando que todas sus actividades son para fines atómicos pacíficos.

Aun así, el anuncio de la AIEA de que Teherán está listo para "proveer información y explicaciones" sobre experimentos en un tipo de detonador que según la agencia podría se ser utilizado para activar una explosión nuclear, parece ser la más reciente señal de que el nuevo liderazgo político iraní busca suavizar las tensiones por su programa nuclear.

La agencia mencionó sus preocupaciones sobre el desarrollo del detonador hace tres años como parte de una lista de actividades que podrían indicar que Teherán ha desarrollado en secreto armas nucleares.

La tecnología tenía "usos civiles limitados y convencionales militares", dijo en ese entonces la AIEA, agregando que "dada su posible aplicación en un dispositivo nuclear explosivo... que Irán desarrolle este tipo de detonadores y equipo es tema de preocupación".

El físico nuclear Yousaf Butt dio la bienvenida al acuerdo y dijo que era un "acontecimiento positivo".

Al mismo tiempo, el experto —quien muchas veces ha cuestionado los métodos y conclusiones de la investigación de la AIEA— explicó que este tipo de detonadores muchas veces son utilizados para extracción de petróleo y trabajo relacionado. Como tales, agregó, los experimentos con estos detonadores no deben sorprender en esta nación rica en petróleo.

El tema del detonador no estaba en la lista de prioridades del reporte de la AIEA de 2011 sobre actividades sospechosas de tener relación con armas nucleares, e incluso la agencia mencionó otras actividades sospechosas que al parecer no tenían usos civiles.

Mientras las dos partes se reunieron el fin de semana en Teherán, los diplomáticos dijeron a The Associated Press que Irán está listo para abordar las preguntas de la agencia sobre su supuesto trabajo con armas nucleares después de años de rechazar el tema porque Teherán consideraba que se fabricó con evidencia estadounidense e israelí.

Sin embargo, también han dicho que el proceso sólo avanzará lentamente. El hecho de que los iraníes estén dispuestos a abordar el tema del detonador refleja la cautela de ambos lados después de más de seis años de estancamiento en las negociaciones.

En esta nota: