EEUU Internacionales -  21 de marzo 2014 - 17:10hs

La ONU recuerda que el racismo sigue siendo un gran problema global

La ONU advirtió hoy que el racismo sigue siendo un gran problema a escala global y llamó a combatirlo en todas sus formas, desde las políticas organizadas e institucionalizadas al día a día de las relaciones personales.

Con motivo del Día Internacional contra la Discriminación Racial, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, señaló la necesidad de que se reconozca que "sigue siendo una peligrosa amenaza" y pidió darle respuesta a través del diálogo.

"Llamo a todo el mundo, especialmente a los líderes políticos, cívicos y religiosos, a condenar contundentemente mensajes e ideas basados en racismo, superioridad racial u odio", señaló Ban en un comunicado.

El diplomático surcoreano urgió a todos los países a aplicar las lecciones aprendidas en Sudáfrica, donde en 1960 se registró la matanza de 69 personas en una protesta contra el apartheid que se recuerda cada 21 de marzo.

"Hoy, recordamos Sharpville como un símbolo del terrible peaje de la discriminación racial y honramos a quienes perdieron su vida en la masacre", señaló Ban.

El secretario general recordó además que la conmemoración de este año es la primera tras la muerte del expresidente surafricano Nelson Mandela, cuya figura fue "el triunfo de un individuo extraordinario contra las fuerzas del odio, la ignorancia y el miedo", destacó.

La Asamblea General de Naciones Unidas celebró, por su parte, un acto en el que su presidente, John Ashe, hizo hincapié en la necesidad de seguir combatiendo la discriminación.

"Sabemos que poblaciones y minorías pobres, vulnerables y marginadas son discriminadas continuamente por su raza, color u origen. Muchos sufren persecuciones y ven negado un acceso en igualdad a la ley. Esas violaciones ocurren demasiado a menudo", señaló Ashe en un discurso leído por el vicepresidente de la Asamblea, Collin Beck.

Asimismo destacó que "el racismo es un problema global y requiere acciones globales", entre las que señaló la importancia de movilizar a todo el mundo para promover la igualdad con motivo del comienzo de la Década Internacional para las personas de Origen Africano.

También llamó a incluir el debate sobre la discriminación racial como uno de los puntos centrales de la nueva agenda de desarrollo post-2015 y a trabajar en la aplicación de todos los principios antiracistas para convertir "la teoría en práctica".