IRÁN Internacionales -  17 de abril 2014 - 09:52hs

ONU: Irán redujo inventario de uranio enriquecido

Irán ha neutralizado la mayor parte de su inventario de uranio altamente enriquecido en una variante menos volátil, como parte de un acuerdo con seis potencias mundiales, informó la agencia atómica de las Naciones Unidas.

Con la medida, Teherán queda con bastante menos de 20% del uranio enriquecido que sería necesario para producir armas nucleares. Irán negó tener interés en producir armas atómicas pero aceptó hacer concesiones en su programa nuclear a cambio del levantamiento parcial de las sanciones que han afectado su economía bajo los lineamientos de un acuerdo que entró en vigor en enero.

El uranio a ese nivel está a un paso técnico de contar con el grado necesario para usarse en armas. Cuando se concretó el acuerdo a fines del año pasado, Irán había acumulado 200 kilogramos (440 libras). Con un mayor enriquecimiento, esa cantidad habría suministrado casi el uranio necesario para una bomba atómica.

Según el acuerdo, Irán accedió a dejar de enriquecer uranio a más del 5%, el nivel utilizado más comúnmente para impulsar reactores nucleares. También se comprometió a neutralizar todo su inventario de uranio al 20%, en parte diluyéndolo a un nivel menor y el resto convirtiéndolo en óxido utilizado como combustible para el reactor.

Confirmando informaciones suministradas por diplomáticos a The Associated Press esta semana, la Agencia Internacional de Energía Atómica de la ONU (IAEA) informó el jueves sobre ese acontecimiento en un reporte confidencial obtenido por la AP.

La dilución del inventario de uranio altamente enriquecido estaba entre los compromisos de Irán establecidos en el acuerdo.

El informe confidencial de la IAEA obtenido por la AP dijo también que la conversión estaba bien adelantada, con más de 50 kilogramos (110 libras) del material al 20% convertido en óxido.

Irán tiene hasta julio para cumplir todo lo convenido en el acuerdo. Pero ha demostrado progresos a cambio del alivio de las sanciones y está ávido por echar mano a unos 4.200 millones de dólares de ingresos petroleros congelados por las sanciones internacionales.

El acuerdo de noviembre entre Irán y las seis potencias —Estados Unidos, Rusia, China, Gran Bretaña, Francia y Alemania— apunta a un acuerdo amplio que imponga limitaciones a largo plazo al programa iraní de enriquecimiento de uranio y otras actividades atómicas a cambio del alivio total de las sanciones. Las dos partes esperan alcanzar un acuerdo para julio pero pueden extender las negociaciones si ambas lo acuerdan.

En esta nota: