EL CAIRO Internacionales -  6 de septiembre 2014 - 10:33hs

Egipto necesita 12.000 millones para la crisis energética, según Sisi

El presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, indicó este sábado que el país necesita 12.000 millones de dólares para aumentar la producción eléctrica en 2.500 megavatios anuales por unos cinco años.

En un discurso difundido por la televisión oficial, Al Sisi añadió que Egipto necesita además 700 millones de dólares anuales para disponer del combustible necesario para las generadoras.

Al Sisi recordó que el servicio de electricidad afronta problemas desde hace años, y su producción no satisface las necesidades debido a que las redes conductoras y plantas de control no se han modernizado, por lo que se requiere financiación para cumplir ese objetivo.

Además, el mandatario pidió a su pueblo unirse al Gobierno para hacer frente a los desafíos que afronta el país, entre ellos, el problema de abastecimiento de electricidad.

" Resolver los problemas de los servicios no se cumple en un día y una noche. Necesitamos los esfuerzos de todos los egipcios para salir de las crisis ", subrayó.

En concreto, Al Sisi se refirió al apagón que afectó el pasado jueves a todo el país, que fue "enorme" y que sucedió "por segunda vez en la historia contemporánea de Egipto", tras el que tuvo lugar en los años noventa.

Gran parte de Egipto sufrió el pasado jueves un corte de luz y del suministro de agua sin precedentes, de al menos cuatro horas, causado por problemas técnicos y que paralizó el metro de la capital y otros servicios vitales.

Egipto sufre desde hace más de dos años frecuentes cortes de electricidad debido a la escasez de combustible, pero habitualmente no suelen ser superiores a una hora en cada ocasión.

Este verano los cortes se han intensificado, en concreto durante la segunda quincena de agosto, cuando en algunas zonas la luz llegó a irse hasta ocho veces al día.

El pasado mayo, en una entrevista televisada en el marco de su campaña electoral, Al Sisi afirmó que si se convertía en presidente no solucionaría el problema del abastecimiento eléctrico a través de un aumento de la producción, sino de la reducción del consumo, "cambiando las bombillas" por unas de menor potencia.