ASUNCION Internacionales -  20 de noviembre 2014 - 14:39hs

Paraguay, insospechado paraíso de la marihuana

País agrícola-ganadero, tercer productor de soja en América del Sur y... la nación sudamericana con mayor producción de marihuana.

En un dato poco conocido, Paraguay tiene unas 8.000 hectáreas de cultivos ilegales de marihuana, más que ninguna otra nación sudamericana, según Luis Rojas, titular de la Secretaría Antidrogas. Paraguay es, de hecho, uno de los principales productores mundiales de la hierba, de acuerdo con la mayoría de los estimados. A título de comparación, Afganistán, considerado el mayor productor junto con Marruecos, tiene 10.000 hectáreas cultivadas, indicó un informe de las Naciones Unidas del 2014.

Y la producción paraguaya, que ayuda a satisfacer la demanda de los consumidores en Brasil, Argentina, Chile y Uruguay, va en aumento, señalaron las autoridades.

Dado que son operaciones clandestinas, es difícil compilar estadísticas. Rojas dijo que "en 2013 destruimos grandes plantaciones de la hierba en el interior de los bosques de los departamentos de Amambay, Canindeyú, Alto Paraná y otras zonas del país, causando pérdidas a los narcotraficantes por unos 800 millones de dólares. Pero la producción continúa avanzando".

El vocero de la Secretaría Francisco Ayala declaró que la producción anual sería de unas 60.000 toneladas, de acuerdo con los estimados más recientes, del 2012.

" Paraguay es el primer productor de marihuana de la América del Sur por la cantidad de terreno cultivado. Según la oficina de drogas de las Naciones Unidas es superior a la de otros países ", afirmó Ayala.

" Los campesinos pobres prefieren dedicarse a la marihuana antes que a sembrar otros rubros agrícolas ", declaró José Martínez, alcalde municipal del pueblo Villa Ygatimí, a unos 500 kilómetros al noreste de Asunción, en el corazón de la selva de Canindeyú.

" El 80% de los casi 20.000 pobladores pobres de Villa Ygatimí se dedica al cultivo de cannabis porque se cosecha tres veces al año; las semillas son obsequiadas por los narcos, las plantitas crecen solas, sin muchos cuidados, y la compra está asegurada ", explicó en entrevista con la AP.