CHILE Internacionales -  27 de agosto 2015 - 11:09hs

Gobierno chileno impide entrar en Santiago a camiones que protestan contra violencia

El Gobierno prohibió el ingreso a Santiago este jueves de una caravana de camiones proveniente desde el sur de Chile, en una protesta contra actos de violencia en la región de la Araucanía, donde se asientan indígenas mapuche.

Una larga fila de camiones, algunos de los cuales portaban vehículos y maquinaria incendiada en ataques anteriores, fue detenida por la Policía en la localidad de Angostura, a unos 60 km al sur de Santiago, donde los camiones ocuparon una de las rutas de la carretera de acceso a la capital chilena provocando una gran congestión.

Otro centenar de camiones bloqueó la ruta de acceso a Santiago que conecta desde el puerto de Valparaíso (oeste), en solidaridad con las protestas de camiones del sur.

A través de un decreto, el gobierno prohibió durante esta jornada el ingreso de camiones de más de dos ejes a Santiago, y les ofreció a los manifestantes el ingreso a la capital de un solo vehículo para ejecutar su protesta.

"Mientras los autores de los asaltos y quema de camiones en el sur están impunes, a nosotros, las víctimas, nos tratan como delincuentes", acusó José Villagrán, vicepresidente de la Confederación Nacional de Transporte de Carga (CNTC), que amenazó con un paro nacional si no tienen respuesta del gobierno.

"Si el gobierno nos sigue buscando el odio, vamos a parar el país. La manifestación se va a cambiar por un paro nacional", afirmó el dirigente.

La protesta se inició el lunes en la ciudad de Temuco, a unos 800 km al sur de Santiago, en rechazo a una serie de ataques incendiarios ocurridos en los últimos meses en la región de La Araucanía, que, según los camioneros, son provocados en su mayoría por indígenas mapuche, que mantienen un foco de tensión constante en esa región producto de sus reivindicaciones de tierras.

Decenas de mapuches han sido encarcelados acusados de provocar ataques incendiarios y otros han muerto en el marco de estas protestas. El conflicto se ha cobrado también la vida de policías y de un matrimonio de agricultores.

Este jueves el gobierno chileno reconoció un fracaso al abordar este conflicto: "Reconozco que hay una situación de fracaso del Estado cuando hechos han quedado impunes y por eso tenemos que trabajar en conjunto", dijo el ministro del Interior, Jorge Burgos.

FUENTE: AFP

En esta nota: