CHICAGO Internacionales -  5 de diciembre 2015 - 10:27hs

Chicago: versión de policía difiere de video en muerte de joven

Cientos de páginas de documentos desvelados por las autoridades de Chicago mostraron que los agentes de policía ofrecieron una versión muy diferente de lo que aparece en el video tomado desde un auto patrulla sobre un incidente en el que un agente de policía blanco disparó a un adolescente negro 16 veces.

El video, que provocó días de protestas y el despido del superintendente de policía de Chicago, muestra a Laquan McDonald, de 17 años, alejándose de la policía por una calle de cuatro carriles en octubre de 2014 antes de ser baleado. En el video se ve que agente Jason Van Dyke dispara desde cerca y sigue abriendo fuego después de que McDonald se derrumbe sobre el suelo y apenas se mueva.

Pero varios agentes, incluido Van Dyke, que ahora está acusado de asesinato en primer grado, presentaron informes policiales después del incidente en los que describieron cómo McDonald se había acercado de forma agresiva a los agentes armado con un cuchillo, según los documentos desvelados el viernes por la noche.

Van Duke dijo a un investigador que McDonald "blandía el cuchillo de una forma agresiva, exagerada" y "levantó el cuchillo por encima del pecho" y lo apuntó a Van Dyke, según un informe policial. Varios agentes dijeron que incluso cuando McDonald cayó al suelo, siguió intentando levantarse con el cuchillo en la mano.

"En defensa de su vida, Van Dyke retrocedió y disparó su arma a McDonald, para detener el ataque", indicó un informe. "McDonald cayó al suelo, pero siguió moviéndose y siguió aferrando el cuchillo, negándose a soltarlo".

Van Dyker dijo a un investigador que había temido que el joven lo atacara con el cuchillo o se lo lanzara. También aludió a una advertencia del Departamento de Policía de Chicago en 2012 sobre un arma que era un cuchillo pero podía disparar una bala, lo que lo convertiría en arma de fuego, según los informes.

La versión del incidente que dieron los agentes, registrada en cientos de informes escritos a mano y a máquina, hizo que los supervisores de policía determinaran entonces que la muerte de McDonald había sido un homicidio justificable y quedaba dentro de los protocolos sobre uso de la fuerza del cuerpo. En algunos informes no queda claro quién es el autor del documento.

La publicación de los informes se produjo en medio de crecientes cuestionamientos sobre la gestión que hizo del incidente la policía de Chicago. Grupos activistas afirman que la policía y las autoridades locales trabajaron de forma activa para cubrirlo. La oficina de la fiscal general de Estados Unidos investiga el caso, y varios agentes han sido convocados para una intervención más amplia del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

En un comunicado el viernes por la noche, el portavoz de la policía de Chicago Anthony Guglielmi dijo que la Autoridad Independiente de Revisión de la Policía, y no el Departamento de Policía, realiza todas las pesquisas sobre tiroteos con agentes implicados, y que la agencia recibió los informes y videos del caso. El organismo independiente, que no devolvió un mensaje dejado el viernes, no ha hecho público su informe sobre la balacera.

"Si la investigación penal concluye que cualquier agente participó en cualquier mala práctica, tomaremos medidas rápidas", indicó Guglielmi en un comunicado enviado por correo electrónico.

Las autoridades locales lucharon durante meses para impedir que el video se hiciera público, antes de decidir en noviembre que no apelarían una orden judicial.

FUENTE: AP

En esta nota: