AFP

Campesinos opuestos a la construcción de un canal interoceánico en Nicaragua afirmaron que mantendrán sus protestas contra el proyecto, valorado en 50.000 millones de dólares, pese a que el gobierno les ha dicho que la iniciativa no avanzará por falta de dinero.

Francisca Ramírez, dirigente del Consejo por la Defensa de la Tierra, Lago y Soberanía, dijo en rueda de prensa en Managua que el gobierno comenzó a circular la versión en diciembre pasado a través de funcionarios que trabajan en la zona del proyecto con el fin de desalentar las protestas.

Publicidad

Señaló que la información tomó fuerza en los últimos días de cara a la nueva marcha que los campesinos planean realizar este sábado en Juigalpa, 140 km al este de la capital.

Según Ramírez, un enviado del gobierno al que identificó como Alcides Altamirano, dijo a los pobladores: "tranquilos, eso (del canal) no va, no hay dinero, no sigan marchando, no se anden arriesgando".

Publicidad

Con ello buscan "desmotivarnos para que no salgamos a protestar", dijo la dirigente, quien aseguró que las protestas continuarían mientras se mantenga la concesión del proyecto otorgado al consorcio chino HKND.

La AFP intentó comunicarse con el portavoz de la empresa HKND para consultarle sobre la situación del proyecto, pero no respondió las llamadas.

El gobierno nicaragüense otorgó en 2013 a HKND una concesión para construir y administrar un canal de 278 km de largo, tres veces más extenso que el de Panamá, por un período de 50 años prorrogables por otro lapso similar.

El proyecto desplazaría entre 30.000 y 120.000 campesinos del sur de Nicaragua, de acuerdo con proyecciones de HKND y de organismos independientes de derechos humanos.

Las obras fueron inauguradas en diciembre del 2014 por el dueño del grupo HK Nicaragua Development Invesment (HKND), Wang Jing, pero no han avanzado desde entonces.

Según el Índice de Multimillonarios de la agencia Bloomberg, Wang perdió en 2015 84% de su fortuna, valorada en 10.200 millones de dólares.

El canal, que atravesaría el Lago Cocibolca, la fuente de agua dulce más grande de Centroamérica, fue presentado por el gobierno como la mejor opción para superar la pobreza que afecta a 30% de los nicaragüenses.

HKND tenía previsto arrancar las obras principales del proyecto a finales del año pasado, pero su ejecución fue aplazada debido a una serie de estudios complementarios.

Publicidad

Publicidad