PARAGUAY Internacionales -  15 de noviembre 2017 - 15:23hs

'Libro de oro" expone en Asunción sus registros de Guerra de Triple Alianza

El 'libro de oro" expone por primera vez al público paraguayo sus registros, los de la mujeres que recogieron joyas y alhajas para sobrellevar el peso de la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870), un retazo de historia que había permanecido en el Palacio de Gobierno desde que en 1973 fue entregado por Brasil.

Ahora, y desde que en septiembre abandonara esa sede gubernamental, el libro es huésped del Archivo Nacional, uno de los más valiosos del Río de la Plata y donde estos días está expuesto a la ciudadanía de manera excepcional y con motivo de la Semana de la Cultura.

El libro, de 10,5 kilos de peso y un contenedor con grabaciones de oro, se exhibe conjuntamente con cuatro gruesos volúmenes en los que figuran los nombres de las más de 700 mujeres paraguayas que en 1867 recolectaron esas reliquias para su entrega al entonces presidente del país, el mariscal Francisco Solano López.

Esas identidades que contienen los volúmenes fueron poco tiempo después resumidas en el 'libro de oro', que el 12 de septiembre fue entregado al vicepresidente, Francisco Sánchez, ya que el mariscal estaba en uno de los frentes de esa guerra, en la que Paraguay luchó contra Brasil, Argentina y Uruguay.

El director del Archivo Nacional, Vicente Arrúa, dijo a Efe que el libro llegó finalmente a manos del mariscal y que este lo tuvo hasta su muerte en 1870 en las montañas de Cerro Corá, a manos de las tropas brasileñas.

Con el mariscal estaba su compañera, la irlandesa Elisa Lynch, que fue despojada de ese libro por los brasileños, que lo llevaron a su país como trofeo de guerra hasta que fue repatriado en 1975.

Arrúa señaló que el libro, que en una semana volverá a la bóveda del Archivo donde está custodiado y preservado, guarda misterios como el de su propia manufactura, por amanuenses y orfebres desconocidos, o sobre el paradero de las joyas que fueron donadas por esas mujeres.

"Tiene una importancia fundamental para la ciudadanía porque responde a una forma de expresión en un momento tan difícil que fue esa guerra, que fue la guerra más sangrienta en el siglo XIX en América del Sur"

En ese sentido, su teoría es que la recolecta tuvo más una connotación simbólica, ya que era imposible comprar armas con esas joyas debido al bloqueo, y de unidad nacional a través de esas mujeres de clase alta que quisieron contribuir así al país en aquel tiempo de guerra.

"Fueron mujeres de alta alcurnia, pertenecientes a una clase social específica, si bien todas las mujeres paraguayas, también las de clase baja, aportaron a las tropas sus hijos, esposos y su trabajo en el campo", dijo Arrúa.

El director del Archivo recordó que miles de mujeres se reunieron en Asunción el 24 de febrero de 1867 en la que fue la primera asamblea de mujeres de América, y en la cual se acordó esa colecta y donación de joyas y reliquias para la causa nacional.

Esa asamblea se repitió en otras ciudades de Paraguay hasta finalizar una colecta que quedó consignada en el 'libro de oro', que ya ha sido digitalizado para que los historiadores descubran todos sus enigmas.

"Esperamos que se puedan abordar nuevos temas o nuevas perspectivas de esa participación femenina", dijo Arrúa.

Durante la guerra contra la Triple Alianza, Paraguay perdió a cerca de la mitad de la población, quedando una relación de cuatro mujeres por cada hombre, según los cálculos más aceptados por los historiadores.

FUENTE: EFE

En esta nota: