EFE

"Hace calor, pero tenemos que trabajar si queremos sobrevivir", se resigna Sushila bajo un sol de justicia mientras lucha por aguantar la ola de calor con temperaturas de casi 50 grados que estos días afecta a millones de personas en toda la India.