AFP

En 1988 la Isla Henderson, en el Pacífico, fue inscrita en la lista del patrimonio mundial por su "ecología casi intacta". Pero hoy se ahoga con la llegada ininterrumpida de residuos plásticos por mar.