Policía ecuatoriana interviniendo en protestas

EFE

La misión de expertos de Naciones Unidas que investigó sobre el terreno las protestas acaecidas en Ecuador del 3 al 13 de octubre concluyó que en ellas hubo detenciones arbitrarias por parte de la policía y que "la actividad represiva de los agentes del orden no se ajustó a las normas".

La Oficina de la ONU para los Derechos Humanos, que envió un equipo de expertos del 21 de octubre al 8 de noviembre, determinó que en las protestas hubo al menos 9 muertos, 1.507 heridos (de ellos 435 miembros de las fuerzas de seguridad) y 1.382 detenidos, "muchos de ellos arbitrariamente", según un comunicado del organismo.

Publicidad

A la vista de las conclusiones de la misión, la alta comisionada de derechos humanos Michelle Bachelet señaló que los disturbios "tuvieron un alto costo humano" y resaltó que "las personas deberían poder expresar sus quejas sin temor a ser lesionadas o detenidas" mientras que los manifestantes "no han de recurrir a la violencia".

Publicidad

Publicidad