AFP

Al pie de un frondoso cerro del mexicano estado de Guerrero, una docena de niños ensaya posiciones en una cancha de básquetbol, pero no para aprender a lanzar la pelota sino a disparar las armas largas que cargan a cuestas.