México: Visita de activistas a centros de migrantes, en duda

AP

La agencia migratoria de México anunció el martes que suspendió de manera temporal las visitas de grupos cívicos, religiosos o de activistas a los centros de detención para migrantes, aunque la secretaría de la que depende pareció dar marcha atrás más tarde.

Este tipo de visitas han servido desde hace tiempo como una salvaguarda para revisar el trato que se le da a los migrantes, quienes en el pasado se quejaron de hacinamiento, detención prolongada y de condiciones inadecuadas. El comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en México señaló que el trabajo de este tipo de grupos cívicos “es una contribución clave” para los migrantes.

Publicidad

El Instituto Nacional de Migración no proporcionó una explicación para la suspensión de las visitas y sólo comentó que “la reprogramación dependerá de la agenda de trabajo de cada estación y estancia migratoria, con el objetivo de que los servicios para la población migrante se desahoguen sin interrupción”.

La institución agregó que notificaría a los grupos sobre cuándo podrán volver a entrar a los centros, los cuales generalmente están cerrados para los medios de comunicación y el público.

Publicidad

Sin embargo, la Secretaría de Gobernación, que supervisa el instituto, escribió más tarde en su cuenta de Twitter que la suspensión se anunció “sin contar con la autorización de las autoridades superiores” y que “desconocía el oficio”. No estuvo claro si esto significaba que ahora se permitirán visitas.

La decisión se produjo días después de que cientos de migrantes centroamericanos fueron detenidos tras intentar ingresar a México desde Guatemala como parte de una caravana.

El instituto dijo que funcionarios de derechos humanos y de refugiados de la ONU pudieron visitar el viernes uno de los centros más grandes, ubicado en la ciudad sureña de Tapachula, en Chiapas.

Publicidad

Publicidad