El secretario general de la ONU, Antonio Guterres

AFP

La "pesadilla humanitaria" que ocurre en Idlib, en el noroeste de Siria, "debe cesar" cuanto antes, declaró este viernes el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, sin anunciar ninguna medida específica para intentar poner fin a los combates.

Publicidad

"El mensaje es claro", dijo durante un discurso ante la prensa. "No hay solución militar para la crisis siria; la única solución es política".

"Es crucial romper el círculo vicioso de la violencia y el sufrimiento", afirmó también el secretario general, en un momento en que los combates entre el régimen sirio, apoyado por la aviación rusa, y los rebeldes se aproximan a zonas muy pobladas.

Publicidad

Desde el 1 de diciembre, cerca de 900.000 personas tuvieron que abandonar sus hogares por los combates, entre ellas más de 500.000 niños, según la ONU.

"Cerca de 2,8 millones de personas necesitan ayuda humanitaria en el noroeste de Siria", indicó Guterres, que hizo un llamamiento para lograr 500 millones de dólares en donaciones, con el fin de cubrir los gastos humanitarios previstos en los seis próximos meses.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, instó este viernes a su homólogo ruso, Vladimir Putin, a "frenar" el régimen sirio en la provincia rebelde de Idlib, durante una charla telefónica.

Turquía apoya a algunos grupos rebeldes implicados en la guerra siria.

Publicidad

Publicidad