AFP

Fue la primera ciudad de Europa que tuvo que ser confinada por el coronavirus. Ahora tras más de dos meses, la vida en Codogno vuelve gradualmente a la normalidad, pero las cicatrices dejadas por la pandemia tardarán en sanar.