AFP

La tormenta Amanda dejó el domingo al menos una decena de muertos, viviendas destruidas o inundadas y cortes de electricidad en El Salvador, cuyo gobierno decretó el estado de emergencia, antes de perder fuerza tras entrar en Guatemala, donde también causó estragos.