Italia Internacionales -  23 de abril 2021 - 11:58hs

Italia termina su pesquisa sobre el puente de Génova con 69 investigados

El puente Morandi de Génova se desplomó en la mañana del 14 de agosto de 2018, lo que causó la muerte a 43 personas y partió la ciudad en dos.

La Fiscalía de Italia ha terminado su pesquisa sobre el trágico derrumbe del puente Morandi de Génova en 2018 y hay 69 investigados, entre ellos los directivos de la compañía que debía cuidar la infraestructura, "Autostrade per l'Italia" (ASPI).

Los fiscales Massimo Terrile y Walter Cotugno creen posible que el juicio tenga lugar durante el próximo verano, según informan los medios locales.

El puente Morandi de Génova se desplomó en la mañana del 14 de agosto de 2018, lo que causó la muerte a 43 personas, partió la ciudad en dos y obligó a cientos de personas a abandonar sus casas. Enseguida trascendió su mal estado de conservación.

El siniestro provocó además un pulso entre el Gobierno y la empresa que debía encargarse de su mantenimiento, ASPI, filial de Atlantia, que ahora debe deshacerse de ella.

Los fiscales han identificado a un total de 69 personas que ven implicados en este desastre y para los que presumiblemente pedirán la apertura de un juicio.

Entre los delitos que baraja la acusación están el de homicidio doloso múltiple, desastre, atentado a la seguridad de los transportes o falsedad documental.

En la lista de investigados, según los medios, figuran el antiguo consejero delegado de ASPI, Giovanni Castellucci, y algunos de sus subalternos en la dirección, así como responsables de la compañía "Spea", que debía controlar la red de autopistas en todo el país.

Los fiscales han concluido que el mal estado del puente era conocido ya desde la década de 1990, de acuerdo a la misma fuente.

En febrero de 2018, medio año antes del derrumbe, un perito del Comité Técnico que lo supervisaba, Antonio Brencich, había pedido "cerrar inmediatamente al tráfico" la infraestructura al analizar el estado del pilar 9, el que cedió, según revela hoy la agencia Ansa.

En su opinión, el puente presentaba "un estado de degradación impresionante" y "un pésimo estado de conservación", lo que lo convertía en la infraestructura "más frágil" de toda la red de autovías de Italia.

FUENTE: EFE

En esta nota: