Raúl López Aranda

Autos de lujo y una costosa moto son algunos de los presentes que le han ofrecido al Sumo Pontífice, pero el Santo Padre valora los pequeños detalles. En Panamá un artesano de origen indígena le confeccionó un obsequio que tiene un gran valor religioso, el rosario de tagua.