Una mala estrategia en la guerra de restaurantes dejó por fuera a Pipe y Carlos Lucas. Hoy se enfrentan por un puesto en Top Chef All Stars. ¿Quién ganará?