Los niños y jóvenes con discapacidad auditiva o problemas del lenguaje no han dejado de recibir sus terapias a pesar de la pandemia del nuevo coronavirus, gracias a las capacitaciones en línea que les han permitido progresar en su desarrollo.