En esta semifinal, los herederos le dieron duro a la molleja y cada uno debía interpretar temas de los titanes del acordeón.