Mehmet y Ates pierden totalmente el control, luego de darse cuenta de algo muy importante. ¡Dale play!