César Camaño

Esta historia inicia con Adam Ellis, un diseñor gráfico que asegura ser perseguido por un niño fantasma. El joven publica fotos del pequeño a quien llama Dear David, mientras duerme o bien sentado en un sofá. Todo este contenido que Ellis publica a diario le ha ayudado a sumar seguidores y se ha vuelto viral.