EFE

La firma francesa Lanvin rompió hoy con las formas tradicionales del traje masculino con un estilismo deportivo con tejidos de sastrería que, durante su desfile en la última jornada de la Semana de la Moda de París, dejó constancia de cómo ha conseguido actualizar el saber hacer de la histórica "maison".