Un encuentro entre el Tauro F.C. y el Atlético de Chiriquí, dentro de la Liga Panameña de Fútbol, tuvo un curioso incidente, justo en su segunda mitad.