Los diablos rojos volverán a las calles para fundaciones, escuelas y obras benéficas, ya algunos diputados han separado su unidad.