Miles de trabajadores del multimillonario proyecto de ampliación del Canal de Panamá cumplieron el jueves el cuarto día de paralización laboral en demanda de mejoras salariales, mientras seguían las negociaciones mediadas por el gobierno.