Si usted sufre de constantes dolores de cabeza, náuseas, vómitos o pérdida del apetito, podría estar padeciendo de migraña. Esta anomalía es la inflamación de los vasos sanguíneos e irritación de los nervios que rodean el cerebro provocando fuertes dolores de cabeza. Según la doctora Gabriela de Carrillo una de las características es que las personas presentan hormigueos y hasta se pueden confundir con una enfermedad cerebro vascular.