ARMANDO APARICIO

La posibilidad de una nueva crisis en el sector energético aún no se descarta, las pocas lluvias caídas a finales de diciembre del año pasado y la entrada de la temporada seca este año, mantienen bajos los niveles de Fortuna y Bayano.