PANAMÁ Nacionales -  31 de diciembre 2015 - 14:37hs

EE.UU. aún no responde pedido de información judicial de Panamá por caso SAP

Panamá espera la respuesta de las autoridades de EE.UU. a una solicitud de asistencia judicial por el caso del pago de sobornos a funcionarios panameños por parte de un alto ejecutivo de la multinacional SAP, que fue condenado a casi dos años de prisión, dijo hoy a Efe una fuente del Ministerio Público.

El Ministerio Público pidió en "octubre" pasado información "para verificar si en Estados Unidos tienen nombres de las personas supuestamente involucradas en el soborno" y aún se espera una respuesta, aseveró la fuente.

Según versiones publicadas el miércoles por medios locales, el ex alto ejecutivo de la firma multinacional de software SAP Vicente García, condenado el pasado día 16 a 22 meses de prisión por el caso de los sobornos, mencionó al expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) en sus declaraciones ante la Justicia estadounidense.

De acuerdo con esa versión, el juez del caso, Charles R. Breyes, calificó al expresidente y actual diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen) como uno de los siete "conspiradores" en el esquema de corrupción desvelado por García.

Martinelli, quien se encuentra en Estados Unidos según sus abogados, se desvinculó del caso SAP a través de un mensaje en Twitter.

El ex jefe de Estado aseguró que no conoce a Vicente García, ni sabe "de ningún" contrato SAP con el Gobierno de Panamá, ni ha "recibido dinero alguno", y expresó su disposición a "cooperar" con la "investigación".

García admitió en agosto pasado haber sobornado a tres altos funcionarios del Gobierno panameño en 2009, cuando gobernaba Martinelli, "con el fin de asegurar" la obtención "de contratos tecnológicos a SAP", de acuerdo con los documentos judiciales.

"El acusado organizó un acuerdo de consultoría falsa, a través del cual pagó sobornos por valor de 1,5 millones de dólares directa o indirectamente a altos funcionarios panameños", destacó el Gobierno de EE.UU. en el escrito que entregó a la corte para formalizar sus acusaciones y formular su petición de condena.

SAP logró el contrato de actualización de la tecnología por parte de la Administración, valorado en 14,5 millones de dólares, en los que se incluían 2,1 millones para licencias de software de SAP, y posteriormente el Gobierno otorgó más contratos a la multinacional alemana.

La confesión de García le permitió alcanzar un acuerdo amistoso con la comisión responsable de regular el mercado de valores en EE.UU., la SEC (Securities and Exchange Commission), que había presentado cargos civiles contra él, por el que se comprometió a abonar 92.395 dólares.